rumba a tu son


éxtasis y otras sustancias

En forma de pastilla, la sustancia más común en nuestro entorno es el MDMA o éxtasis, aunque también hace presencia otras sustancias como la anfetamina (Speed), la ketamina o el GHB. Se utilizan mayormente en fiestas y festivales. El MDMA, por ejemplo (en pastilla o polvo-cristalitos) genera desinhibición, cercanía con los demás, euforia y empatía (los efectos pueden durar 4 o 5 horas) también puede causar ansiedad (al inicio), deshidratación y en dosis altas quien lo consume puede experimentar apatía, depresión e irritabilidad en los días posteriores al consumo. La anfetamina (Speed), suele esnifarse y aumenta los niveles de estimulación, alerta, disminuye el cansancio, sueño, hambre y los efectos pueden durar entre 3 y 6 horas; los riesgos incluyen aumento del ritmo cardiaco, dolor de cabeza o pérdida de apetito. El GHB se encuentra en forma líquida, se consume por gotas lo que hace difícil manejar la dosis ya que van de 0,6 a 1,5 mililitros para efectos como relajación, euforia y  desinhibición; y 2 a 4 mililitros para efectos como sueño profundo.



psicodélicos

Son un amplio grupo de sustancias que también son conocidas como psicodélicos, entre las más conocidas están el LSD, los Hongos y el 2C-B que ha aparecido últimamente. También han venido apareciendo nuevas sustancias como el 2C-B. Los efectos de estas sustancias suelen ser de muchos tipos y no se limitan al momento concreto del consumo. Entre los efectos positivos se cuentan el aumento de la conectividad con el mundo externo, intensificando también estados de ánimo previos al consumo, tanto negativos como positivos. Son comunes los cambios en la percepción de la realidad, el tiempo y el espacio. En algunos casos se reportan experiencias místicas y se recomienda en todo caso estar acompañado por alguien que no haya consumido la sustancia y no consumirlos si la persona tiene antecedentes familiares de trastornos mentales.